Categorías
Familia

10 Principios de la buena crianza de los hijos ¡Siga el ejemplo!

La crianza de un niño sano y feliz es una de las tareas más difíciles que un padre puede tener, por eso le hablaremos de algunos principios de la buena crianza de los hijos.

Laurence Steinberg, autor del libro Los Diez Principios Básicos de buenos padres, proporciona consejos y directrices sobre la base de unos 75 años de investigación en ciencias sociales. Sugiere seguir estos consejos para evitar todo tipo de problemas de comportamiento infantil.

Ser buenos padres ayuda a fomentar la empatía, la honestidad, la autosuficiencia, el autocontrol, la bondad, la cooperación y la alegría, dice Steinberg.

Principios de la buena crianza

1. Lo que se hace es importante

Ya se trate de sus propios comportamientos de salud o la forma en que trata a otras personas, sus hijos están aprendiendo de lo que usted hace. “Este es uno de los principios de la buena crianza más importantes”, explica Steinberg.

“Lo que usted hace marca la diferencia. No se limite a reaccionar en el calor del momento. Pregúntese: ¿Qué quiero lograr, y es probable que esto produzca ese resultado?”

2. Ser amoroso

“Simplemente no es posible echar a perder a un niño con amor”, escribe Steinberg. Pero ojo, las demostraciones de amor hacia un niño no significa darles todo lo que pidan.

principios de la buena crianza
Siga estos diez principios de la buena crianza de los hijos.

3. Participar en la vida de su hijo

Ser un padre involucrado lleva tiempo y es un trabajo duro, y que a menudo significa repensar y reorganizar sus prioridades. También significa sacrificar lo que quiere hacer por lo que su hijo tiene que hacer”, dice Steinberg.

Estar involucrado no significa hacerle la tarea a sus hijos sino dejar que ellos la hagan y corregirlos.

4. Adaptar la crianza de los hijos

Uno de los principios de la buena crianza es mantener el ritmo de desarrollo de su hijo. Su hijo está creciendo, por lo tanto tenga en cuenta cómo la edad afecta el comportamiento del niño.

5. Establecer y fijar reglas

“Si usted no maneja el comportamiento de su hijo cuando está pequeño, será difícil aprender a manejarlo cuando sea mayor”. Por eso, fijar normas en el hogar hace que su hijo tenga conocimiento de la responsabilidad y lo prepara para enfrentarse al futuro.

6. Fomentar la independencia de su hijo

“El establecimiento de límites ayuda a su hijo a desarrollar un sentido de auto-control. Fomentar la independencia le ayuda a desarrollar un sentido de auto-dirección,” dice Steinberg.

Agrega que es normal que los niños se empujen a la autonomía. “Muchos padres erróneamente equiparan la independencia de su hijo con rebeldía o desobediencia. Los niños empujan por la independencia, ya que es parte de la naturaleza humana el querer sentir que tienen el control en lugar de sentirse controlado por otra persona.”

7. Sea consistente

“Si sus reglas varían de un día a otro de una manera impredecible o si las hace cumplir de manera intermitente, el mal comportamiento de su hijo es su culpa, no de él”, sugiere.

Steinberg asegura que la herramienta de disciplina más importante es la consistencia. Identificar los elementos no negociables. La autoridad debe basarse en la sabiduría y no en el poder.

8. Evitar la dura disciplina

Los padres nunca deben golpear a un niño, bajo ninguna circunstancia, dice Steinberg. También deben gritar menos a sus hijos.

“Los niños que se les pega, golpea o abofetea son más propensos a luchar con otros niños”, escribe. “Ellos son más propensos a usar la agresión para resolver disputas con otros.”

principios de la buena crianza 2
Siga estos diez principios de la buena crianza de los hijos.

9. Explique sus reglas y decisiones

Otro de los principios de la buena crianza es explicar a sus hijos por qué existen las reglas y en qué se basan sus decisiones.

“Lo que es obvio para usted puede no ser evidente para un niño de 12 años de edad. Él no tiene las prioridades, juicio o experiencia que usted tiene”.

10. Trate a su hijo con respeto

“La mejor manera de conseguir un tratamiento respetuoso de su hijo es tratarlo a él de la misma manera”, escribe Steinberg.

“Usted debe darle a su hijo la misma cortesía que le daría a otros. Habla con él cortésmente. Respeto su opinión. También debe prestar atención cuando le está hablando. Trátenlo amablemente. Trate de complacer en lo que pueda”, sugiere.

Los niños tratarán a los demás de la misma forma en que sus padres los tratan a ellos.