Categorías
Fitness

Te damos 3 maneras de controlar tu respiración ¡Inhala y exhala!

La respiración parece la cosa más natural del mundo, pero inhalar y exhalar podría afectar sus elevaciones. Por ellos te damos los trucos para que aprendas a controlar tu respiracion con estos cuatro ejercicios.

Dicen que el acto de respirar es la simplicidad misma, pues el aire fluye y luego es expulsado de los pulmones. Es una función automática del cuerpo que nos mantiene vivos y activos. Si bien la acción de la respiración es automática la mayor parte del tiempo, pero lo importante es saber que tenemos control sobre cómo lo hacemos y cuando decidimos ejercer ese control.

A continuación se presentan tres ejercicios para ayudarle a practicar el aumento de su control de la respiración a medida que aprende a enfocar su mente, apoyar su columna vertebral y eliminar el estrés diario.

controlar tu respiracion yoga
El yoga es una de las formas de controlar tu respiración.

 

Así puedes controlar tu respiracion

1. En cualquier momento: Respiración Yóguica

El tipo de respiración conocida en sánscrito como “ujjayi” (aliento del océano), es un patrón respiratorio activo que se practica mejor en una posición cómoda y sentada. Es muy común en las clases de yoga, pero también vale la pena practicar en casa.

  • Siéntete en alto, con el pecho expandido y el hombro relajado y luego cierra los ojos y empieza a respirar por la nariz. Posteriormente reduce la respiración y crea una inhalación de 4 conteos y una exhalación de 4 conteos. Después de haber establecido este ritmo, empieza a contraer la parte posterior de la garganta mientras respiras.
  • Esto producirá el sonido ligeramente retumbante del océano que acompaña a este ejercicio de respiración. Continúa esto por un total de 5 minutos, tratando de mantener tu enfoque, y mantener la respiración.

2. Pre-Entrenamiento: Respiración Alterna-Nariz

Este ejercicio para controlar tu respiracion te enseña a llevar tu enfoque. Es una práctica perfecta antes del entrenamiento para ayudar a centrar su cuerpo y mente antes de entrenar.

Cómo:

  • Comienza en un asiento cómodo, con los hombros relajados y el pecho abierto. Cierra los ojos, y comienza a respirar lentamente dentro y fuera a través de su nariz.
  • Realiza diez ciclos de inhalación-exhalación antes de pasar al siguiente paso. Toma tu pulgar derecho y úsalo para cerrar tu fosa nasal derecha. Inhala lentamente a través de tu fosa nasal izquierda. Cierra tu orificio nasal izquierdo con tu dedo anular derecho, y exhala a través de su fosa nasal derecha.
  • Con el pulgar derecho, cierra la fosa nasal derecha e inhala por la izquierda. Luego, cierra la izquierda y exhala por la derecha. Continúa así hasta 10 ciclos de respiración.

3. Intra-Entrenamiento: Brace-and-Hold Respiración

Este ejercicio contribuye directamente a la fuerza. La comprensión de cómo tirar de los músculos de su núcleo hacia su centro para apoyar su columna vertebral, manteniendo una respiración rítmica, significa un entrenamiento fuerte y más seguro.

Cómo:

  • Comienza de pie, con los hombros relajados y los pies a lo ancho de la cadera. Dibuja una inhalación enorme a través de tu nariz, y retén la respiración mientras tiras de tus costillas hacia dentro y hacia abajo, como si te prepararas para dar un puñetazo en el estómago.
  • Luego mantén esto para una cuenta lenta de cinco, después exhala a través de tu boca, liberando sólo alrededor del 50 por ciento de la tensión que creaste a lo largo de tu núcleo. Inhala profundamente a través de tu nariz, mantén la tensión completa para una cuenta lenta de cinco, luego exhala a través de tu boca.
  • Realiza el ciclo a través de cuatro rondas de respiración de esta manera, luego descansar durante 30 segundos. Después de haber practicado este patrón de respiración durante tres rondas, úsalo durante los ascensores.