Categorías
Familia

Los efectos de las tareas escolares en exceso ¡Se sorprenderá!

Aunque usted no lo crea hay ciertos efectos de las tareas escolares sobre los padres y el hogar en general. Es por ello que cuando los niños crecen de alguna manera hay cierto alivio en sus padres.

En algunas ocasiones la cantidad de tareas escolares puede ser abrumadora, ya que no hay tiempo para descansar o jugar.

Un estudio en el American Journal of Family Therapy encontró que la mayoría de los niños se sienten abrumados con demasiada tarea.

Las recomendaciones establecidas por la Asociación Nacional de Educación, en Estados Unidos, es que un niño debe tener (en teoría) 10 minutos de tarea para cada grado. Sin embargo, en Estados Unidos y en otros países del mundo, esto muy poco se aplica.

La verdad inquietante es que el exceso de tareas escolares puede estar dañando la salud de su hijo.

Los efectos de las tareas escolares

Estas son algunos efectos de las tareas escolares sobre la salud de sus hijos y su familia.

1. La tarea puede estar relacionado con el aumento de peso

Un estudio encontró que algunos niños con la percepción subjetiva de tener 30 o más minutos de tarea cada noche pueden aumentar sus niveles de tensión y de peso.

Los niños en este estudio que reportaron mayores niveles de estrés tenían más sobrepeso que aquellos que reportaron niveles más bajos de estrés.

Los investigadores creen que el estrés se asocia a los cambios hormonales y que estos contribuyen al aumento de peso.

Las hormonas liberadas cuando el cuerpo está estresado o con falta de sueño contribuyen al aumento de peso debido a que el cuerpo piensa que está en peligro. A continuación, intenta preservar su fuente de energía mediante el almacenamiento de grasa.

Los altos niveles de estrés asociados con demasiada tarea, junto con la disminución natural de la actividad física, podrían estar contribuyendo a la creciente epidemia de la obesidad en los jóvenes.

2. La tarea puede causar problemas físicos

efectos de las tareas escolares
La cantidad de tareas escolares puede causar depresión en los niños.

La salud mental y la salud física están vinculados, por lo que no se puede tener uno sin el otro.

Un estudio de la Universidad de Stanford encontró que el exceso de tareas escolares en los adolescentes (a veces más de tres horas al día) estaba vinculado a problemas de salud física, así como a altos niveles de estrés y alteraciones del sueño.

La American Psychological Association explica que la tarea excesiva que causa la falta de sueño está vinculada a una infinidad de resultados de salud de miedo, incluyendo:

  • Aumento de las tasas de abuso de sustancias
  • Accidentes automovilísticos
  • Depresión
  • Suicidio
  • Baja defensa del sistema inmune

3. La tarea afecta a toda la familia

La tarea para su hijo también puede estresar a los padres y a toda la familia.

Los estudios muestran que los niños que tienen más tareas, sus padres o cuidadores tienden a experimentar más estrés.

En algunos casos para los padres que están lidiando con la cocina, preparar el almuerzo del día siguiente y con la lavandería, es difícil sentarse y concentrarse lo suficiente para ayudar al niño.

El mismo estudio también encontró que la tarea puede ser estresante para los padres que pueden dudar de sus habilidades para ayudar realmente a sus hijos en ciertas áreas. Desafortunadamente, esto puede causar más estrés tanto para el padre como para el hijo.

Algunos consejos

Sin duda, los estudios muestran que el exceso de la tarea no es eficaz para mejorar el rendimiento académico. Lo que es más, está vinculada a muchos otros resultados negativos para la salud, como el estrés, aumento de peso, y el bajo rendimiento cognitivo. En consecuencia, los efectos de las tareas escolares son negativos.

Si está luchando con una escuela que coloca una carga alta de preparación en sus niños, aquí hay algunos consejos:

  • Involucrarse en la asociación de los padres en la escuela.
  • Establecer una reunión con el director para discutir las políticas de tarea de la escuela.
  • Si no puede cambiar la cantidad de tareas que recibe su hijo, reevaluar su calendario de la familia. De esta manera puede ver si hay algún espacio para moverse otras actividades.

La conclusión es que poner primero su familia puede ser bueno por muchas razones, entre ellas su propia salud.