Categorías
Remedios Caseros

Aprende a reducir la inflamacion con estos remedios caseros naturales

La inflamación se presenta en muchas formas y puede ser causado por muchas cosas. En su mayor parte, la inflamación es el agrandamiento repentino y localizado o prominencia anormal de un órgano. A continuación te mostramos los remedios naturales caseros para reducir la inflamacion.

Un golpe brusco repentino en el hueso o una picadura de insecto puede conducir a la inflamación de cualquier tipo de autoridad. Y, las mujeres embarazadas a menudo experimentan hinchazón de sus piernas.

La mayoría de las personas experimentan dolor junto con su hinchazón. Hay un montón de productos por ahí que pretenden aliviar la hinchazón y el dolor asociado, pero rara vez son capaces de hacer con eficacia. Afortunadamente, hay muchos remedios caseros que son asequibles y le deshacerse de la hinchazón.

Remedios caseros para reducir la inflamacion

Tanto si se trata de una inflamación, edema, o alguna otra fuente, la inflamación puede ser un verdadero dolor de cabeza si no se trata.

Cuando esto sucede, hay que girar a la potencia de hierbas naturales y nutrientes que se encuentran alrededor de la casa.

Corteza de sauce blanco

Como su nombre sugiere, la corteza de sauce blanco proviene de la corteza. Antes de empezar a pelar la corteza de los árboles y la elaboración del brebaje, debe asegurarse de que son excelentes en la identificación de árboles.

sauce blanco
Tiene un compuesto muy similiar al que tiene la aspirina.

Durante miles de años esta hierba ha sido apreciada por su capacidad para reducir la inflamacion y la fiebre. Contiene un compuesto muy similar a la aspirina conocido como salicina. La investigación médica respalda la eficacia de la corteza de sauce blanco para ayudar a aliviar el dolor de espalda baja.

Terapia de temperatura

Durante muchos años, el hielo y el calor se han utilizado para reducir la inflamacion y tratar el dolor. La terapia de temperaturas es un tratamiento seguro cuando se usa con sensatez, y puede hacer que su área hinchada se sintiera mejor.

Este tratamiento es especialmente popular después de una lesión. Durante los primeros 48 a 72 horas después de la lesión, se debe utilizar principalmente hielo. Después de ese período de tiempo, puede alternar entre las compresas calientes y frías.