La toxoplasmosis congenita en niños ¡Aspectos que debe saber!


toxoplasmosis congenita

La toxoplasmosis congenita en niños es una enfermedad que se produce en el embión infectado con Toxoplasma gondii, un parásito protozoario, que se transmite de la madre al feto. Puede causar aborto involuntario o muerte fetal. También puede causar graves y progresivos problemas visuales, auditivos, motoras y cognitivas en el niño.

Los síntomas de la toxoplasmosis congenita en niños

La mayoría de los bebés infectados suelen nacer sanos. A menudo no desarrollan síntomas hasta meses, años o incluso décadas más tarde en la vida.

Los niños con toxoplasmosis congenita grave suelen tener síntomas en el nacimiento o los desarrollan dentro de los primeros seis meses de vida.

Los síntomas pueden incluir:

  • Nacimiento prematuro. Casi la mitad de los niños con toxoplasmosis congénita nacen prematuramente
  • Anormal bajo peso al nacer
  • Daño ocular
  • Ictericia, coloración amarillenta de la piel y la esclerótica de los ojos
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Anemia
  • Dificultad para alimentarse
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Agrandamiento del hígado y el bazo
  • Macrocefalia, un anormal agrandamiento de la cabeza
  • Microcefalia, una cabeza anormalmente pequeña
  • Erupción cutánea
  • Problemas de la vista
  • Pérdida de la audición
  • Retrasos en el desarrollo motor
  • Hidrocefalia, una acumulación de líquido en el cráneo
  • Calcificaciones intracraneales, la evidencia de las áreas de daño al cerebro causada por los parásitos
  • Convulsiones
  • De leve a severo retraso mental

¿Cuáles son los riesgos de que un niño nazca con toxoplasmosis congenita?

Si se infecta con los parásitos durante su primer trimestre de embarazo, su bebé tiene un 15 o 20 por ciento de probabilidad de contraer la toxoplasmosis congenita. Sin embargo, si usted se infecta durante el tercer trimestre, el feto tiene una probabilidad del 60 por ciento de contraer la infección, de acuerdo con estimaciones del Hospital Infantil de Boston.

toxoplasmosis congentina en niños
Los riesgos pueden variar según cuando haya contraído los parásitos durante su tiempo de embarazo.

¿Qué causa la toxoplasmosis congénita?

Usted puede obtener los parásitos de T. gondii de varias maneras:

  • Comiendo carne poco cocida o cruda
  • A partir de productos sin lavar
  • Por el agua potable que está contaminada con los parásitos o sus huevos
  • Tocando el suelo o las heces de gato contaminadas
  • Si se infecta con los parásitos durante el embarazo, se pueden pasar al feto durante el embarazo o el parto.

¿Cómo se diagnostica?

El médico puede realizar un análisis de sangre para detectar los parásitos. Si el resultado es positivo es preciso realizar las pruebas adicionales durante el embarazo para determinar si el feto también está infectado. Estas pruebas incluyen:

  • Ultrasonido para verificar si hay anormalidades fetales, tales como hidrocefalia
  • Reacción en cadena de polimerasa, o PCR, las pruebas de líquido amniótico, aunque esta prueba puede producir falsos positivos o falsos negativos
  • Análisis de sangre fetal

Si se manifiestan síntomas de la toxoplasmosis congenita en niños después del nacimiento, el médico puede realizar una o más de las siguientes pruebas:

  • Prueba de anticuerpos en la sangre del cordón umbilical
  • De anticuerpos en el líquido cefalorraquídeo de su bebé
  • Prueba de sangre
  • Examen de la vista
  • Examen neurológico
  • TAC o resonancia magnética del cerebro de su bebé

La prevención

La toxoplasmosis congenita en niños se puede prevenir si usted, como una madre que espera:

  • Cocina bien los alimentos
  • Lava y pela todas las frutas y verduras
  • Lava sus manos con frecuencia, al igual que las tablas empleadas para cortar y preparar carne, frutas o vegetales
  • Usa guantes cuando hace trabajos de jardinería o los evita por completo minimizar el contacto con la tierra que puedan contener residuos de gato
  • Evita el cambio de la caja de arena

Siguiendo estas sencillas instrucciones le ayudará a evitar ser infectado por los parásitos que causan la toxoplasmosis y por lo tanto no puede pasarlos a su hijo no nacido.


¿Que te pareció?

Me Gusta Me Gusta
0
Me Gusta
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me enoja Me enoja
0
Me enoja

log in

reset password

Back to
log in