Los efectos del alcohol sobre el cerebro de los adolescentes


efectos del alcohol

¿Sabe cuáles son los efectos del alcohol sobre el cerebro de los adolescentes? Beber licor con moderación puede estar bien para adultos, pero definitivamente hay momentos en la vida cuando no beber es una buena idea.

El alcohol puede producir efectos a largo plazo sobre el cerebro de los adolescentes que lo consumen desde temprano.

Cuando su hijo se convierte en un adolescente comienza a explorar la sexualidad, aumenta sus gustos por ir a fiestas y siente curiosidad por probar el alcohol. Tener los hechos a su alcance sobre cómo el licor afecta a los cerebros jóvenes es útil.

Los efectos del alcohol sobre el cerebro de los adolescentes

Los efectos más obvios e inmediatos del alcohol están en el cerebro, que comienza con una sensación de relajación, bienestar y pérdida de inhibiciones. Sin embargo, estos efectos son contrarrestados por otros menos agradables como somnolencia, pérdida del equilibrio, náuseas y vómitos.

Un mayor consumo de licor puede conducir a eventos que amenazan la vida, tales como la inhibición de la inconsciencia y, finalmente, de la respiración normal.

Esto puede ser fatal, especialmente cuando la persona vomita, ya que se puede sofocar si inhala el vómito.

A largo plazo, el consumo de alcohol afecta una gama de funciones controladas por el cerebro, incluyendo:

  • Memoria
  • Tiempos de reacción
  • Concentración
  • Equilibrio y la coordinación
  • Habla
  • Estado anímico

El alcohol y el cerebro de un adolescente

En 2009, el profesor Ian Hickie revisó los efectos del alcohol sobre el cerebro de los adolescentes. Hickie es director ejecutivo del Instituto de Investigación Cerebro y Mente de la Universidad de Sydney.

En su opinión, el licor puede alterar el desarrollo del cerebro durante la fase crítica de crecimiento. Esta fase se produce entre los 12 y los 13 años de edad y durante los veinte años.

Su consejo para los padres era mantener a los adolescentes y el alcohol separados durante tanto tiempo como sea posible.

el cerebro de los adolescentes
Lo recomendable es mantener a su hijo adolescente alejado del alcohol el mayor tiempo que sea posible o hasta que llegue a la edad adulta.

En su informe, Hickie establece que las principales razones para esto son las siguientes:

  • Los lóbulos frontales del cerebro sustentan esas importantes funciones para adultos relacionadas con el pensamiento complejo y la decisión.
  • Las partes fundamentales del lóbulo temporal, incluyendo la amígdala y el hipocampo, siguen padeciendo el desarrollo durante el período de la adolescencia.
  • La fase final de desarrollo del lóbulo frontal se produce al mismo tiempo que la aparición de todos los problemas comunes y graves de la salud mental.
  • El licor tiene efectos tóxicos significativos sobre las células del sistema nervioso central, y dependiendo de la dosis y la duración de la exposición, es probable que resulte en un daño grave a corto y largo plazo.
  • La bebida, incluso en pequeñas dosis, está asociada con la reducción en la actividad de los procesos cerebrales inhibitorios normales.
  • El alcohol resulta ser sedantes cuando el consumo aumenta. Esto incrementa las posibilidades de sufrir lesiones graves.
  • La exposición a niveles considerables de licor durante el principio y mediado de la adolescencia parece estar asociado con mayores tasas de problemas relacionados con el alcohol en la edad adulta, así como una mayor tasa de problemas comunes de salud mental como la ansiedad y la depresión.
  • Los jóvenes con los primeros episodios de la ansiedad, depresión o trastornos psicóticos que también consumen cantidades significativas de alcohol tienen un mayor riesgo de autolesiones, intentos de suicidio, lesiones accidentales, así como la persistencia o recurrencia de su problema de salud mental primaria.

En conclusión

Un estudio realizado en 2010 por la neurocientífico Susan Tapert, de la Universidad de California, comparó las exploraciones de adolescentes que beben en exceso con las exploraciones de los adolescentes que no lo hacen.

El estudio encontró tejido dañado en el cerebro de los adolescentes que bebían. Los investigadores creen que este daño afecta negativamente a la capacidad de atención en los niños y niñas. También afecta la capacidad de comprender e interpretar la información visual. No se sabe si el daño es reversible.


¿Que te pareció?

Me Gusta Me Gusta
0
Me Gusta
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me enoja Me enoja
0
Me enoja

log in

reset password

Back to
log in