Cuatro excusas de pérdida de peso que no te dejan adelgazar


excusas de pérdida de peso

Aquí están las mejores excusas de pérdida de peso que no te dejan adelgazar. Las identificamos y te las mostramos para que las anules de tu cerebro y comiences a trabajar por tu cuerpo y un peso ideal.

4 excusas de pérdida de peso comunes:

No tengo suficiente tiempo

¿Adivina qué? Todos tenemos las mismas 24 horas, y un entrenamiento de 30 minutos es sólo el 2 por ciento de tu día. Del mismo modo, con la preparación de comidas saludables: si tienes tiempo para comer, tienes tiempo para prepararte un plato saludable. Es sólo una cuestión de tener alimentos indicados a la mano.

Si piensas que no tiene tiempo, te animo a hacer un balance de lo que estás haciendo actualmente para ver si esto es realmente cierto.

  • ¿Cuánto tiempo pasas delante de la televisión o navegando en tu teléfono?
  • ¿Tomas el autobús o cualquier otro medio de transporte para ir a casa cuando puedes caminar parte del camino?
  • ¿Qué haces mientras tus hijos practican deportes?

Todas estas son oportunidades para la planificación o preparación de comidas saludables, o moverse más. La consistencia es la clave para la pérdida de peso, por lo que trabajar con lo que puedes comprometerte a, y lo programes a tu favor.

Estás cansado 

Es difícil comer bien y hacer ejercicio constantemente cuando te sientes como un zombi. Numerosos estudios indican que la falta de sueño junto con el hambre y las hormonas, te generan ganas de irte por un par de brownies, en lugar de las frutas.

Un buen descanso o sueño es prioridad. Apaga el teléfono, la computadora y el televisor al menos una hora antes de acostarse.

La luz azul que emiten estos dispositivos tiene su afecto  la melatonina, la hormona que ayuda a conciliar el mantener el sueño. Si esto no ayuda, consulte a su médico de cabecera, ya que puede estar sufriendo de problemas más graves como la apnea del sueño.

Pierdo el control en las noches 

La fuerza de voluntad es como un músculo, cuanto más se use, más fuerte se vuelve. Sin embargo, las dietas de moda pueden debilitar fácilmente tu voluntad, incluso con las mejores intenciones. ¿Por qué? Porque simplemente no son sostenible.

Si sufres de un hambre voraz en la noche, es probable que tu plan de alimentación actual no está del todo bien. Durante el día puedes ser capaz de distraerte con el trabajo y la vida familiar, pero al caer la noche te desmoronas y vas por esa barra de chocolate de emergencia.

Lo que nos lleva  al siguiente punto, eliminar la tentación pero no privarte completamente a sí mismo. Toma una copa de vino o un postre una vez por semana, pero trata de mantener alejados alimentos azucarados lo más que puedas para que no termines consumiéndolos.

He fallado otros  veces 

Si no has conseguido los resultados deseados antes, puede ser difícil ser optimista en cuanto a esfuerzos se refiere en cada ocasión esta es una de las poderosas excusas de pérdida de peso que se instalan en tu cerebro y no te deja avanzar.

En lugar de adoptar una actitud pesimista, utiliza tus experiencias anteriores como una oportunidad de aprendizaje. Toma lo que funcionó, como beber mucha agua, y dejar atrás lo que no funcionó para formar un enfoque más manejable. Como también puedes definir lo que realmente se parece a ti.


¿Que te pareció?

Me Gusta Me Gusta
0
Me Gusta
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me enoja Me enoja
0
Me enoja

log in

reset password

Back to
log in