¿Cómo activar tu cerebro para mejorar el entrenamiento físico?


mejorar el entrenamiento

Es posible hacer que con el ejercicio mental puedas mejorar el entrenamiento físico. Nadie entiende la magnitud de la tensión mejor que los soldados. Los estudios realizados en el Ejército de Estados Unidos (SECO) encontraron que los alumnos que realizan labor bajo la presión en los interrogatorios tienen los más altos niveles de las hormonas del estrés después de ser interrogado.

El incremento de las hormonas del estrés actúan como un amortiguador, protegiendo al soldado de los efectos de la presión y brindándole un mejor rendimiento a pesar de las circunstancias estresantes. Curiosamente, los soldados que presentaban mejor comportamiento eran miembros de operaciones especiales, comúnmente conocidos por llevar a cabo un entrenamiento físicamente.

No tienes que ser un soldado de la Marina para poner en prueba el sistema de respuesta al estrés de tu cerebro. Lo que determinará si alcanzarás tus objetivos de mejorar el entrenamiento físico es la forma como tu cuerpo se adapta a la tensión durante el entrenamiento. Este tipo de adaptación requiere:

  • El estrés inducido por el ejercicio para provocar una respuesta. No hacer bien el trabajo o con hacer lo mismo todo el tiempo se detendrá sus ganancias.
  • Lograr los estímulos necesarios para la adaptación de los que deseas crear. Si tu objetivo es parecer un velocista, no ejecutes entrenamientos lentos,  hazlos de largas distancias para lograr su objetivo.
  • La recursos metabólicos que tu cuerpo necesita son una una respuesta eficaz de la tensión que se traduce en la adaptación.
  • Adecuar tu sistema nervioso autónomo para controlar de manera adecuada de la respuesta al estrés y la adaptación.

¿Cómo su cerebro maneja el estrés?

El sistema nervioso simpático (SNS) funciona para dando respuestas a todo el cuerpo para luchar o huir de situaciones. Cuando este, se activa con fuerza el aumento del ritmo cardíaco y la respiración, la digestión se apaga y la sangre se desvía lejos de las extremidades a los músculos esqueléticos grandes que ayudan al cuerpo a prepararse para luchar o huir.

Cuando el sistema nervioso parasimpático PNS es dominante, por otra parte, el cuerpo entra en el modo de “descanso y digerir”. La digestión se activa junto con los sistemas de reparación y recuperación del cuerpo.

Todos los factores de estrés, incluyendo los entrenamientos, el movimiento físico y los factores de estilo de vida activan el sistema de respuesta al estrés. Es cierto que no tienes el cuerpo de un soldado de operaciones especiales, pero también es posible que tu cuerpo funcione de la misma manera. Después de todo, los dos son humanos.

 

Pon en práctica esto para mejorar el entrenamiento:

ejercicio para el cerebro

Es posible hacer que el ejercicio mental mejore el entrenamiento físico.

1. Creando una respuesta de estrés fuerte

La mejor manera de desarrollar esta técnica es a través de la sobrecarga progresiva en su formación. Esto implica entrenamientos relativamente intensos que se extienden más allá de su capacidad y se llevan a cabo en momentos del día que su energía es la más alta.

Trabajar con un profesional o educar acerca de la programación de sus entrenamientos progresivamente.

Ejercitarse duro, te ayuda a mejorar el entrenamiento.

2. Activando el interruptor de recuperación a una respuesta de estrés fuerte 

De hecho, la respuesta de estrés fuerte que se queda “encendido” puede ser perjudicial para su progreso y, posiblemente, su salud. Las hormonas del estrés como el cortisol son catabólicos, lo que significa que rompen el cuerpo hacia abajo. El freno natural que detiene la respuesta al estrés.

Es importante señalar, que los niveles crónicamente elevados de estrés pueden ser impulsados ​​por condiciones médicas subyacentes. Si tiene problemas con una recuperación y no ve ningún progreso de los ejercicios que se detallan a continuación, se debe considerar una cita con su médico.

Es de gran ayuda:

1. Un buen descanso: Tomar una siesta o al menos tener calidad de sueño en la noche (por lo general de siete a nueve horas).

2. Buena alimentación: Finalmente, consumir aperitivos después del entrenamiento alimenta tu recuperación y te ayudan a realizar de manera óptima. Debes centrarte en la calidad de los alimentos, las calorías totales y proporciones de macronutrientes que consumen para mejorar el entrenamiento.

 


¿Que te pareció?

Me Gusta Me Gusta
0
Me Gusta
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me enoja Me enoja
0
Me enoja

log in

reset password

Back to
log in