Prepara al vapor el pastel de jengibre y calabaza, ideal para la tarde


pastel de jengibre y calabaza

La tarde con un postre aromático y esponjoso a la mano es perfecta como ninguna. Tienes derecho a disfrutar de un momento de relax con el mejor postre. Por eso, te regalamos la receta del pastel de jengibre y calabaza. ¡Está echo al vapor!

Solo tienes que dedicar una hora y media a la cocina y tendrás una torta completa para compartir. ¿El secreto para que quede como una esponja? Pues la calabaza rallada. Si sigues las indicaciones de esta receta todos quedarán impresionados y podrán pasar un momento genial. ¡A cocinar!

Ingredientes para el pastel de jengibre y calabaza

  • Mantequilla, para engrasar
  • Jengibre en tallo preservado en un tarro, finamente picado (3)
  • Jarabe del tarro de jengibre (4-6 cucharadas)
  • Huevos grandes (3)
  • Azúcar en polvo de oro (200 g)
  • Calabaza pelada y finamente rallada (200 g)
  • Cáscara de un limón grande
  • Harina de arroz (175 g)
  • Almendra molida (50 g)
  • Jengibre molido (2 cucharaditas)
  • Polvo de hornear (2 cucharaditas)

Preparación del pastel de jengibre al vapor con calabaza bien rallada

  • Toma un molde para pudin de 1,5 litros y engrasa con mantequilla. Coloca un tercio del jengibre y todo el jarabe el fondo. Deja esto de lado por el momento.
  • En un bol, bate los huevos y el azúcar con un batidor eléctrico hasta tener una mezcla pálida y esponjosa. Une la calabaza, la ralladura de limón y el resto del jengibre.
  • Añade al resultado los ingredientes secos en la mezcla de huevo con una cuchara grande de metal hasta que estén bien combinados.
  • Llena el molde con la masa obtenida y cubre con una capa de pergamino mantequilla y papel de aluminio. Debes dejar un pliegue en el centro para permitir que el pudín suba con la cocción.
pastel de jengibre y calabaza
La calabaza es rallada es fundamental para tener un pastel esponjoso.

Cocción al vapor o baño de María

  • Amarra firmemente con la cuerda el molde y después coloca dentro de una cacerola grande con un tazón upturned en la parte inferior. Vierte agua hirviendo para llegar a la mitad de los lados de la cuenca y cubre con una tapa.
  • Cocina a fuego lento durante una hora y media.
  • Comprueba que el nivel de agua de vez en cuando, y recargar si es necesario. Cuando la masa tenga la consistencia deseada puedes sacar del agua y dejar enfriar o servir caliente.

Ahora puedes disfrutar del pastel de jengibre y calabaza en casa con una rica taza de té. ¡Buen provecho!


¿Que te pareció?

Me Gusta Me Gusta
0
Me Gusta
Me encanta Me encanta
0
Me encanta
Me divierte Me divierte
0
Me divierte
Me asombra Me asombra
0
Me asombra
Me entristece Me entristece
0
Me entristece
Me enoja Me enoja
0
Me enoja

log in

reset password

Back to
log in